¿Cómo ser tropical? Previous item Decoración para Fiesta...

¿Cómo ser tropical?

¿Qué es Tropicalízate? ¿Y tú me lo preguntas? Tropicalízate eres tú. Tú y tu constante búsqueda de una vida mucho más divertida, más colorida, más excitante… ¡más tropical!

Si te digo la verdad, era sólo cuestión de tiempo que los de nuestra especie tomásemos conciencia de que no somos bichos raros y reclamáramos un espacio propio. Un lugar en el que sentirnos a gusto, sí, claro, pero también y sobre todo donde poder encontrar todas esas pequeñas (y grandes) cosas que marcan la diferencia entre un buen recuerdo y una experiencia genuinamente tropical.

¡No te conformes con el paisaje gris y aburrido de todos los días! ¡Atrévete a ponerte en contacto con tu lado más playero y zambúllete en las aguas templadas de este santuario online donde siempre es verano!

Haznos caso: esto es justo lo que necesitas. Tienes que dejar atrás todos esos problemas que te atosigan, que no te dejan respirar. Tienes que aprender a respirar profundo, a aflojarte el nudo de la corbata y a andar descalzo. Tienes que hacerle caso a esa voz interior que día tras día te pide de rodillas que dejes de tomarte las cosas tan en serio.

Tienes que cambiar el chip. Tienes que tropicalizarte.

Bienvenido a tu propio proceso de tropicalización

Eres diferente. Tus amigos te lo dicen, tu familia te lo lleva repitiendo desde hace años. Y tienen razón. Lo sabes, ¿verdad? No eres como los demás. Eres único. Eres especial. Vas a otro ritmo, actúas fuera de la norma, sigues sólo tus propios impulsos. Es la única manera que conoces de vivir la vida, de sentirte cómodo en el mundo. Y haces bien, pero no siempre es fácil. Hay cosas que fallan. Muchas cosas. Cada día más, por desgracia. Es lo que ocurre cuando has nacido fuera de tu hábitat natural: sientes que falta algo. Sientes a todas horas la necesidad de regresar al lugar al que verdaderamente perteneces.

Pero… ¿qué lugar es ése? Sólo hay una respuesta posible, amigo mío. El trópico.

Eres tropical. Desde que eras pequeño te has sentido tropical. No importa que seas de campo, que vivas en una cabaña al pie de un monte nevado o que la playa más cercana te pille a dos horas de autobús por carreteras secundarias. Llevas el trópico en la sangre y eso es lo que cuenta. Eres de los que llevan perfectamente planchada su camisa hawaiiana hasta en Navidad. Eres de los que pide la pizza con piña aunque te cueste perder a su pareja y amigos. Eres de los que siempre quiso un flamenco como mascota y trató de enseñarle danza polinesia a su chihuahua. Eres tropical. Eres diferente. Eres de los nuestros.
Hasta ahora no lo has tenido nada fácil, es cierto. Todo el mundo dice que en Internet hay de todo, pero cuando llega el momento de ponerse a buscar lo que realmente quieres, ay, entones es cuando empiezan los llantos. ¿Dónde está esa palmera de plástico hinchable que necesito para la fiesta en la piscina? ¿Y los globos con flores rojas y tiburones sonrientes? ¿Alguien sabe quién se ha llevado los últimos sombreros de paja con flores tropicales para la despedida del mes que viene? ¿Qué ha sido de ese delantal con cocos que siempre he querido y que parece haberse tragado la tierra?

No desesperes porque todo eso y mucho más lo tienes ahora al alcance de la mano. En Tropicalízate nos hemos tomado la molestia de echar las redes en los caladeros virtuales más exclusivos para traerte sólo productos frescos y con denominación de origen 100% tropical.

Imagínate algo, lo que sea. Vamos, haz la prueba, no cuesta nada. Vale, ya lo tienes. Digamos que… ¿unas servilletas, por ejemplo? Muy bien: unas servilletas, perfecto. Ahora que ya las tienes en mente, blancas, clásicas, imagínatelas de color rosa y llenas de dibujos de surfistas con rizos, peces payaso y tucanes con sombreros de fruta.

Responde con sinceridad: ¿qué versión prefieres, la de toda la vida o la tropical? ¡Ja!, lo sabía…

Eso es, ni más ni menos, lo que te ofrecemos aquí. Nuestro objetivo es darte la oportunidad de tropicalizar cada centímetro cuadrado de tu entorno, desde la ropa que usas hasta los platos que comes, sin olvidarnos de esos detallitos en los que nadie repara a primera vista pero que están siempre ahí, aportando su nota de color para sacarte una sonrisa.

Anda, no te hagas de rogar. Sabes que lo estás deseando. Así que pasa y ponte cómodo. Acepta esta guirnalda de bienvenida. Disfruta de esta piña colada con sombrillita recién hecha. Date un paso por la orilla del mar y contempla la puesta de sol. Prepárate para bailar en torno al fuego esta noche. Ven.

Relájate. Libérate.

Siente lo tropical

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *